CONSEJOS PARA HACER TELETRABAJO DE FORMA CORRECTA

CONSEJOS PARA HACER TELETRABAJO DE FORMA CORRECTA

El trabajo desde casa siempre ha sido una opción utilizada en multitud de empresas, desde la actual pandemia del Covid-19 este modo de trabajo se ha atenuado cada vez más.

CONSEJOS PARA HACER TELETRABAJO DE FORMA CORRECTA

A continuación vamos a contar algunos consejos para hacer teletrabajo de forma correcta:

Consejos para hacer teletrabajo de forma correcta

Trabajar en una oficina tiene diversas ventajas sociales, pero si eres del tipo de persona que suele distraerse con facilidad puede convertirse en una desventaja.

De distinto modo, en casa pueden presentarse distintos tipos de distracciones. Pese a esto, son multitud la de encuestas realizadas que exponen que teletrabajar no implica ser menos productivo.

Algunos consejos son:

  • Comenzar temprano. Una de las maneras que mejora la productividad del trabajo realizado es hacerlo nada más despertarse o después de realizar actividad física por la mañana.
  • Hacer como si se va a la oficina. Aunque se teletrabaje, la rutina a seguir debe ser la misma que si fueras a la oficina, esto es, desayunar del mismo modo y vestirse como si se fuera a salir de casa.
  • Organizar el día como si se estuviera en la oficina. Para mantener la organización, debes dividir tus tareas a realizar a lo largo del día y decidir en que momento se va a hacer cada una, para ello, haz uso de una agenda o de calendarios, ya sea físico o virtual como el que ofrece el Calendario de Google.
  • Tener un espacio de trabajo. Lo recomendable es asignarse una habitación o un espacio de una habitación específico para trabajar. Además, tenerlo ordenado y limpio fomentará la concentración y por tanto, la productividad.
  • Si no resulta productivo, no quedarse en casa. En el caso de que teletrabajar desde cada no te resulte productivo, prueba a realizarlo en otros lugares, como bibliotecas. Este cambio de entorno puede ayudarte a simular el entorno de la oficina y mantener así la productividad.
  • Evitar las redes sociales. El uso de redes sociales mientras se está trabajando puede ser un aspecto negativo para la productividad y la concentración. Para ayudar tentaciones a hacer uso de ellas, cerrar sesión de las cuentas puede ser la solución.
  • Comprometerse a hacer más. Se debe otorgar mayor tiempo a la realización de las tareas plantadas y además, es conveniente sumar alguna tarea adicional para hacer, aunque al final del día no se hayan podido completar todas, serán multitud la de tareas que se habrán hecho.
  • Trabajar cuando se sienta productivo. La concentración y productividad pueden desaparecer, pero es algo normal, para ello hay que aprovechar al máximo los periodos de mayor productividad, además, es aconsejable guardar las tareas más difíciles y laboriosas para estos momentos y dejar las más sencillas para los momentos menos productivos.
  • Dejar las llamadas para otros momentos. Si eres una persona a la que le cuesta organizar tareas desde casa, es preferible comenzar haciendo las tareas que tienes que realizar solo y dejar para más tarde las llamadas telefónicas, las reuniones…
  • Concentrarse en una distracción. Cuanto más ocupado estás, más productivo puedes llegar a ser. Es recomendable centrarse en una actividad que permita mantener un ritmo constante.
  • Planificar las tareas previamente. Trata de plantear las actividades a realizar el día anterior, de esta manera sabrás cuando es el momento idóneo para tomar descansos y cuales son las tareas que mayor rato te llevarán.
  • Recurrir a la tecnología para mantenerse conectado. Las aplicaciones de videoconferencias y mensajería pueden ayudar a mantener la comunicación con los compañeros de trabajo y así hacerlo más productivo.
  • Escuchar música acorde a las tareas. Las bandas sonoras de videojuegos son ideales para mantener la concentración.
  • Usar el tiempo de alguna tarea del hogar para realizar tareas. El ejemplo de la lavadora puede ser interesante, esto es, propón una tarea o una serie de tareas mientras se está realizando la colada, de esta manera, serás mucho más eficiente ya que sabes que en ese periodo de tiempo tienes que realizar la tarea propuesta.
  • Hablar con alguien de casa de lo que se espera conseguir. Comentarle a alguien de la casa las tareas a realizar puede resultar interesante ya que conseguirás que en esas horas respeten tu espacio de trabajo y además, te verás obligado a cumplir con el mayor número de actividades propuestas.
  • Tomar descansos. Es muy importante tomar descansos para evitar distraerse con más facilidad. En ellos es aconsejable alejarse del puesto de trabajo y salir a dar un paseo.
  • Decidir a qué hora terminar de trabajar cada día. Hay que adaptar la flexibilidad horaria para el teletrabajo, así se podrá programar el final de la jornada laboral.
  • Utilizar un segundo monitor. Una pantalla adicional puede ayudar a facilitar la realización de tareas ya que a lo largo del día, son muchas las ventanas de búsqueda de las que se hacen uso. Tener una segunda pantalla puede hacer que la organización del trabajo mejore.
  • Agregar plantas al espacio de teletrabajo. Poner algo de naturaleza en tu espacio de trabajo está comprobado según algunas investigaciones que ayuda a disminuir el estrés y mejorar el bienestar y la capacidad de atención.
  • Hacer ejercicio con regularidad y comer sano. Comer sano tiene cierta importancia en el teletrabajo, digestiones pesadas pueden hacer que la productividad disminuya, además, salir a caminar y activar tu cuerpo puede ayudar con la concentración.
  • Separación mental entre vida laboral y vida personal. Trabajar desde casa no puede significar la no desconexión. Para garantizar el descanso mental es aconsejable leer la lista de prioridades del día y remarcar las realizadas.

El teletrabajo como hemos podido comprobar requiere disciplina de uno mismo. Cumpliendo varios de los consejos presentados anteriormente,  pueden ayudarte a ser más productivo y eficiente en tu puesto de trabajo desde casa, siendo una oportunidad para ti mismo.

Recuerda, teletrabajar no significa tener que cargar con más trabajo o ser menos productivo que en el puesto habitual de trabajo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest