Dropshipping, 6 puntos a tener en cuenta

El dropshipping, también conocido como ‘triangulación de envíos’ en español, es una modalidad de venta al por menor que está tomando especial relevancia a medida que se expande el comercio online. Se trata de un método de venta aplicable al comercio electrónico: consiste en vender un producto online sin tenerlo realmente en un almacén.

Por lo tanto, en dropshipping, los artículos no son propiedad del vendedor, sino que se ofrecen a los compradores que actúan como intermediarios entre el público y el proveedor. Obviamente, esto es posible porque la base es un acuerdo comercial entre el vendedor dropshipper y el proveedor principal, con miras al beneficio mutuo.

Concretamente, dando un ejemplo práctico, un usuario se dedica a la compra online y elige un artículo de una plataforma de comercio electrónico. El artículo elegido, sin embargo, no es vendido directamente por la tienda online, que no tiene este objeto: el producto está en manos del proveedor, quien también se encargará de la preparación y envío al comprador. Entonces el usuario compra a través del portal pero no desde el portal, sino al proveedor.

1. Diferencia entre dropshipping y marketplace

En ocasiones se confunde el dropshipping con el marketplace, un sistema en el que también son terceras empresas quienes venden en una página web. No obstante, hay una diferencia fundamental: en el marketplace, los vendedores aparecen bajo su marca propia. Otra diferencia fundamental es que en el dropshipping es el ecommerce quién establece el precio de venta al público.

 

Diseno sin titulo 76

2. Los costos del dropshipping

para iniciar un negocio de dropshipping es necesario realizar una pequeña inversión que es la compra de un dominio en internet, la construcción de tu sitio de comercio electrónico apoyándose en profesionales, analizar el mercado para entender qué sectores son ventajosos, si así lo eliges, vender productos de nicho o de amplia distribución, iniciar una campaña de marketing, darse a conocer en la web, ponerse en contacto con proveedores de todo el mundo y conocerlos si es necesario, luego viajar.

3. Ventajas

Este aspecto representa una de las principales ventajas que hace que el dropshipping sea muy atractivo para quienes están a punto de iniciar un negocio online: requiere unos costes iniciales mínimos.

Los costos se reducen en gran medida porque solo necesita tener un sitio, no requiere las inversiones necesarias para abrir una tienda. No solo ahorra dinero, sino también tiempo. De hecho, todo el trabajo se realiza en línea simplemente enviando el pedido al proveedor.

No tiene que preocuparse por el embalaje o envío del producto, la logística es de hecho responsabilidad del proveedor. El intermediario ni siquiera tiene que mantener el inventario, los proveedores se encargan de ello, ya sean mayoristas o comerciantes normales. Cabe destacar también que desde el punto de vista fiscal, la gestión de un e-commerce, en general practiques dropshipping o no, es más ágil que la de una tienda física.

Menor riesgo porqué para crear un ecommerce con este modelo no necesitamos comprar grandes stocks, que no sabemos si vamos a vender. Solo se comprará inventario al proveedor cuando se realice una venta y el facto que un negocio de este tipo no necesita de una gran infraestructura. Puede gestionarse desde cualquier lugar con una conexión a internet.

Ventajas y desventajas dropshipping

4. Desventajas

Todo parece perfecto, pero como en cualquier zona no faltan los inconvenientes. Estos están representados principalmente por la necesidad de identificar proveedores que tengan productos de calidad y sean confiables, para no terminar con pedidos reenviados pero no enviados.

Además, existen desventajas desde el punto de vista económico: aunque el capital inicial para invertir en un negocio de dropshipping es ínfimo y no hay riesgo de no poder pagar a los proveedores, la ganancia real es bastante exigua, sobre todo, al principio. De hecho, el costo del productor y los gastos relacionados con la comercialización deben restarse del precio pagado por el comprador. Entonces, para ganar mucho, en este sistema es necesario tener muchos clientes y proveedores asequibles.

Otra desventajas es que es necesario dar la cara porqué aunque los errores sean de los proveedores, nuestra empresa es la que deberá dar la cara, así que corremos el riesgo de manchar la reputación rápidamente si escogemos proveedores poco serios.

5. Dropshipping y Covid

La pandemia de coronavirus en 2020 ha creado nuevos retos para las empresas, cerradas o sujetas a limitaciones durante mucho tiempo con las consiguientes repercusiones económicas y sociales.

En general, se ha recurrido a herramientas de venta en línea, especialmente durante el cierre total en la primavera, cuando no se permitió mantener abiertas las tiendas y negocios. Es posible que se hayan producido problemas para los involucrados en el envío directo debido a posibles crisis de proveedores, retrasos en la entrega de bienes y envíos.

6. Cómo encontrar dropshippers para tu comercio electrónico

En las comunidades online dedicadas al dropshipping y e-commerce en general, es posible encontrar listas de dropshippers con gran cantidad de reseñas de año en año, la comparativa con otros usuarios es útil por ejemplo para identificar a aquellos que son considerados los mejores dropshippers en el año pasado.

Dropshipping

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest