¿Qué es el Moonshot Thinking?

El Moonshot Thinking es una filosofía de vida que hace referencia a todas aquellas ideas que surgen y que, a primera vista, parecen inalcanzables.

Sobre todo en marketing tiene mucho valor y se utiliza en proyectos difíciles que de ser logrados, conducirían al éxito de la empresa.

Origen Moonshot Thinking

Moon

El origen de esta expresión viene del famoso discurso de John F. Kennedy, el cual mencionaba la idea de viajar a la luna en el año 1962. Esa idea parecía imposible pero años más tarde, Neil Amstrong conseguía ese objetivo llegando a la luna.

En el discurso, Keenedy pronunciaba las siguientes palabras: “We choose to go to the Moon in this decade and do the other things, not because they are easy, but because they are hard”. (“Elegimos ir a la luna en esta década y también afrontar los otros desafíos, no porque sean metas fáciles, sino porque son difíciles”)

En el ámbito del marketing, como hemos mencionado anteriormente, se trata de fijarse metas y objetivos que pueden parecer difíciles de conseguir y que, en el caso de no lograrlos, la empresa obtiene igualmente beneficios gracias a salirse de su zona de confort.

Lo que se persigue con esta filosofía es perder el miedo al fracaso, a las nuevas ideas y proyectos. Es una idea muy creativa e innovadora ya que el concepto suele estar relacionado con las nuevas tendencias que surgen y las tecnologías.

Por otro lado, el Moonshot Thinking puede ser difícil de imponer en empresas pequeñas o que no puedan soportar las pérdidas económicas que pueden darse de los fracasos. También aparecen factores psicológicos en estos casos los cuales también son duros en algunas empresas o trabajadores de ellas. Es fundamental marcarse primero el objetivo a conseguir, y después ir fijando el camino y los pasos que se seguirán para lograr llegar a él.

Cómo aplicar el Moonshot Thinking en tu empresa

Moonshot Thinking

Para aplicar el Moonshot Thinking es importante seguir estos cuatro pasos:

  • Paso 1. Da rienda suelta a tu imaginación y creatividad

El primer paso para imponer este concepto en la empresa es dar la capacidad a todos los miembros del equipo de proponer cualquier idea y pensamiento que les pueda surgir. En este caso prima la creatividad y el ingenio ya que de proyectos que al principio pueden parecer raros o imposibles, se pueden lograr grandes resultados.

No se debe juzgar o criticar las propuestas de ningún trabajador, nadie debe tener miedo al fracaso o a equivocarse.

Algo curioso del Moonshot Thinking es la idea de establecer primero el objetivo o meta a la que se desea llegar, así como descubrir una necesidad en algún cliente, después se plantea un recorrido a seguir para alcanzarlo.

  • Paso 2. Contar con un equipo multidisciplinar

Tener la oportunidad de contar con un equipo profesional formado por personas de distintos departamentos es muy interesante en esta filosofía dado que cada persona puede aportar grandes conocimientos y perspectivas muy diferentes entre sí.

El poder contar con programas o herramientas así como con la tecnología necesaria para realizarlo favorece la aplicación de esta metodología.

  • Paso 3. Establecer límites es fundamental

Pese a ser una filosofía un poco «soñadora» es importante tener una visión realista de la situación actual de tu empresa y establecer determinados límites como el dinero que se utilizará y tener constancia de la cantidad aproximada que podría perderse en el caso de fallar.

  • Paso 4. Objetivo

Debido a que suelen ser metas y objetivos con visión a largo plazo, la revisión del objetivo o la meta así como las pautas que se van siguiendo es importante para rectificar o modificar algún dato o estrategia de los mismos.

Ventajas de aplicar el Moonshot Thinking en tus proyectos

  1. Favorece el crecimiento de todo el equipo. Cuando las personas consiguen salir de su zona de confort se produce un gran crecimiento personal en ellas. Por norma general, suelen perder el miedo a equivocarse o fracasar.
  2. Permite desarrollar la creatividad de todo el grupo. Además, no solo se fomenta la creatividad sino la motivación de embarcarse en proyectos de esas dimensiones. Debido a eso, aparece la confianza entre todos los miembros del equipo ya que se encuentran todos trabajando por un mismo objetivo. Por otro lado, en el caso de fracasar, también se consiguen aprendizajes logrando metas que de no haberlo intentado no se hubieran satisfecho.

Ejemplos de empresas que aplican el Moonshot Thinking

SpaceX

Son varias las empresas que durante años han aplicado el Moonshot Thinking. Sobre todo, en el ámbito espacial como Blue Origin de Jeff Bezos, Virgin Galactic o SpaceX.

También en el mundo de las impresoras 3D para gravedad cero creadas por la empresa Made In Space en Sillicon Valley y que desde ese momento, forman parte del departamento de I+D de la NASA.

 

Resumiendo, el método del Moonshot Thinking puede presentar distintas dificultades relacionadas con el dinero o la tecnología que se requiere pero puede ser impuesta en cualquier empresa dado que únicamente consiste en plantear un objetivo a largo plazo y poco a poco ir realizando acciones para llegar a el.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest